Punto 5: El secreto de cómo controlar el orgasmo o parar antes de tenerlo

Ahora debes aprender a controlar tu orgasmo y para hacerlo es preferible que lo hagas masturbándote. Si lo prefieres siempre puedes experimentar con tu pareja.
ES FÁCIL, FUNCIONA, ES UNA TÉCNICA RECONOCIDA EN TODO EL MUNDO, SOLAMENTE DEBES APRENDERLA.

Debes accionar 2 músculos a la vez.

1) Músculos pélvicos: Concéntrate y piensa como si quisieras interrumpir el flujo de orina mientras estás orinando. También piensa como si tuvieras una flatulencia y necesitas que no salga. En ambos casos estás contrayendo los músculos pélvicos y si te fijas, estás “TIRANDO” hacia dentro el ano y contrayendo las nalgas. Esto es importante que lo entiendas bien. Puedes entrenarte varias veces durante el dia, sentado, de pie o en la cama, imaginando cómo interrumpir la orina o una flatulencia y tirar el ano hacia dentro. Para tener claro cómo hacerlo puedes también interrumpir realmente la salida de orina de vez en cuando. Hay que entrenar estos músculos que cuando esté cerca del orgasmo te ayudarán a pararlo.
Te aconsejo (además de contraer cuando haces el amor y quieres controlar el orgasmo) de hacer este ejercicio de contracción 3 veces por día:
– Apreta y cuenta hasta 8.
– Relaja los músculos y cuenta hasta 10.
– Repite 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche).
Una vez que aprendas cómo hacerlo, no practiques los ejercicios en el momento en que estés orinando de verdad más de dos veces al mes. Hacerlo mientras orinas puede debilitar los músculos del piso pélvico con el tiempo o causar daño a la vejiga.

2) Músculos abdominales y pélvicos a la vez: esto es algo que pocos saben y que da un súper resultado. Imagínate que quieres defecar pero que no puedes. Notarás que esfuerzas y EMPUJAS con los abdominales el ano hacía fuera. Es simple, es como si te estás esforzando para ir al baño. Cuando empujas lo haces no solo con los abdominales cerca del ano, sino con todos ellos, desde la barriga hasta en ano. Haz una prueba ahora: al mismo tiempo empuja con los abdominales y tira el ano hacia dentro (punto 1). El resultado es que notarás que los abdominales altos se endurecen empujando (contraídos). Además los músculos pélvicos (cerca del ano) que tiran el ano hacía dentro también estarán contraídos. Has generado una contracción total y contraria que quita casi totalmente sensibilidad al pene y ralentiza el orgasmo. Cuanto más fuertes y entrenados están estos músculos, más fácil será parar el orgasmo aunque tú debas seguir moviéndote. Usando estas contracciones de forma frecuente y con experiencia, puedes llegar casi a “no sentir tu pene”. A esta contracción muscular debes añadir 3 cosas:
a) Como se ha explicado en la página precedente, no muevas tu pene dentro y fuera. Intenta tenerlo dentro pero casi inmóvil y usa el pubis para rozar su clítoris. Seguirás estimulándola pero tu pene no se moverá tanto ralentizando tu orgasmo
b) Usa esta técnica, y la contracción muscular con buena antelación. Si te acercas mucho al orgasmo no lo podrás parar hasta que no seas muy hábil con la técnica. Debes usar la contracción con mucha antelación para tener control, no lo olvides, ¡el secreto es aplicar la técnica con buena antelación!
c) Si notas que no te puedes contener, con antelación para y sal, aunque ella no quiera que salgas. Si sales con antelación y contraes los músculos, y además aplicas una presión firme con el pulgar y el dedo índice debajo del glande, Cómo controlar el orgasmo masculinono te correrás, o (si aprendes esta técnica muy bien,) puedes llegar a correrte sin eyacular y tu pene se quedará duro y listo para otra relación más larga (el secreto de “multiorgasmic man”, el hombre que tiene orgasmo múltiple sin eyacular nunca). Si te corres todo habrá acabado. Si sales puedes estimularla con tu lengua o con tus dedos y luego penetrarla otra vez hasta correrte cuando tu quieras. Tú decides cuando debes correrte y si debes correrte. Recuerda, TÚ DECIDES.

Y ahora te estarás preguntado:

¿DEVIT FORTE Pastillas Naturales: ¿cómo me ayudan?

Nuestras pastillas están formuladas para que tengas erecciones duras como piedras, prolongadas, y para reducir el tiempo de recuperación entre orgasmos.
– Esto quiere decir que tu pene quedará durísimo y tú podrás concentrarte en el “control” ya que las erecciones serán siempre sólidas y firmes.
– Los ingredientes de Devit Forte están balanceados para aumentar la duración.
Nuestros productos, y las técnicas que te aconsejamos harán de ti un amante inolvidable.
– Cuando te corras no deberás preocuparte ya que muy pronto volverás a tener estímulo y potencia para una segunda, y luego ¡una tercera erección!

 

PRUEBA DEVIT FORTE AHORA: COMPRAR AQUÍ

 

Ver artículo anterior

MENU