Punto 3: Cómo tocarla

Prepararla para el orgasmo es fácil si sabes cómo estimular adecuadamente cada una de sus zonas sensibles.

1. Labios, Cuello y Orejas

Son muy sensibles y puedes estimularlos con besos y caricias. No hay que tener prisa, bésala de 5 a 15 minutos tocando suavemente cuello y toca a veces los lóbulos y la parte baja y posterior de sus orejas mientras la besas. A ti te gustaría más penetrarla directamente, pero ella necesita más tiempo para calentarse. Si no está caliente cuando la penetres no se correrá, y tu no quieres esto, ¿verdad?

2. Cabeza

Es el lugar perfecto para empezar mientras la besas a acaricias. La relajará y dispondrá a empezar una relación sexual.

3. Pechos y pezones

Cómo tocar a una mujerLa estimulación correcta de los pechos femeninos es muy importante para el disfrute de las mujeres. Empezar a masajear suavemente por la parte inferior del seno hacia los laterales y arriba. Lo que debes hacer es tocar suavemente, lamer, acariciar y besar las glándulas mamarias antes de aproximarte y pasar al pezón. Cuanto más te acercarás sin llegar a tocarlos tanto más conseguirás que ella se excite. Te pedirá de lamer los pezones pero tú no debes hacerlo, tú decides cuando, deja que ella espere, se excitará aún más.

4. Labios vaginales y muslos

Acarícialos suavemente con los dedos (usando lubricante es mejor) o con la lengua o con la punta de tu pene. Chúpalos, pasa tiempo con ellos, bésalos como si fueran los labios de su boca. Pasa a acariciar y besar la parte interior de sus muslos, quédate tiempo, disfruta tú también, no tengas prisa. Debes estar allí unos minutos. Ahora ella está lista y mojada para que podamos empezar con el clítoris.

5. Clítoris

Hay 3 formas de estimularlo. Puedes estimular el clítoris realizando movimientos de presión arriba-abajo, con tu lengua o con dos dedos juntos. También puedes ejercer movimientos circulares (con la lengua o con los dedos). Puedes colocar un dedo a cada lado del clítoris para realizar de nuevo los movimientos arriba y abajo o circulares.
IMPORTANTE:
– debes probar ya que cada mujer tiene su preferencia, ella te ayudará a hacérselo de la forma correcta.
– antes de empezar con el clítoris, deberás besar sus labios, estimular el cuello, los pechos, la parte interior de los muslos y los labios vaginales. No tengas prisa.

6. Vagina

Después de haber estimulado el clítoris durante varios minutos (o sea al final de todo, cuando ya has trabajado sus labios, su cuello, los pechos…), introduce de 2 a 4 dedos en su interior, intenta crear roce con los labios y la entrada vaginal, y muévelos dentro y fuera pero toca constantemente con la palma de tu mano las raíces del clítoris también. Tu palma debe seguir masajeando el clítoris arriba-abajo. Prueba también a introducir los dedos en forma de gancho haciendo que, una vez dentro, hagan el gesto típico de llamar a alguien. Esto suele gustar mucho a algunas mujeres. También en este caso la palma de tu mano roza el clítoris. Con los dedos de la otra mano puedes tocarle el ano, pero de forma muy suave, poniendo saliva o lubricante. Debes moverte entre la vagina y el ano con caricias mojadas. Algunas te pedirán de poner parte de tu dedo en el ano, otras no. Depende de cada mujer.

Ella debe explicarte como prefieres que te muevas. Siguiendo estos pasos ella llegará pronto a tener un primer orgasmo. Puedes hacer que llegue y luego empezar de nuevo o, no dejar que se corra y empezar a hacerle el amor, para que ella se corra cuando tu estés dentro de ella.

Vamos a ver ahora cómo debes moverte haciéndole el amor para que ella se corra y tú al contrario puedas controlar tu excitación.

PUNTO 4: Cómo hacerle el amor aguantando más tiempo

No olvides ahora lo que quieres lograr: 1) que ella se corra 2) controlar tu excitación. ¿Cómo hacer ambas cosas a la vez? Empecemos por ella. Para que ella disfrute cuando la penetres, debes seguir estimulando sus puntos erógenos. Tu pene debe sustituir a tus dedos y la parte baja de tu barriga y el hueso púbico (cerca de la base del pene) debe trabajar como hacía la palma de tu mano estimulando y rozando el clítoris.

Sigue leyendo


Ver artículo anterior

MENU